¿Cuáles son los motivos de estudiar Psicología?

La psicología analiza principalmente los procesos mentales y el comportamiento de las personas en el medio ambiente que los rodea, ya sea físico o social. Es el estudio más común de la disciplina, una ciencia aplicada que busca comprender los pensamientos, las acciones, las interacciones y el comportamiento de los individuos.

Razones para estudiar Psicología

Desarrollar conocimientos específicos de la materia: al estudiar la licenciatura en psicología recibirá una perspectiva interna de la mente, el cerebro y el comportamiento humano. Además, aprenderá sobre una amplia gama de temas que le ayudarán a desarrollar una comprensión detallada del comportamiento de las personas.

Comprenderse uno mismo: tener una comprensión de la propia personalidad y una visión del propio comportamiento puede ofrecer una perspectiva única a un lugar de trabajo, proyecto o función. Utilizar los conocimientos adquiridos a lo largo de sus estudios para reconocer y admitir las razones y teorías subyacentes de estos rasgos, puede permitirle trabajar con mayor éxito en diferentes entornos.

Comprender mejor a los demás: si se plantea una carrera en el ámbito de la gestión de personas y los recursos humanos, se requieren habilidades como la gestión de conflictos, la colaboración y el liderazgo. Estas habilidades también son muy deseables para los empresarios y directivos, y un empleado capaz de gestionar un equipo de forma eficaz fomentando mejores relaciones en el lugar de trabajo, suele ser muy valorado.

¿Cómo se lleva a cabo el estudio de la Psicología?

El primer año de la licenciatura abarca los elementos básicos de la psicología, tales como la exploración de la salud mental, la infancia y el desarrollo, además de los fundamentos científicos necesarios. La especialización se produce en los años siguientes, en los que se tratan temas como los procesos cognitivos, la neurociencia y la psicología de determinados grupos, como las víctimas de traumas, los ancianos y los delincuentes. El último año requiere que los estudiantes elijan su propio campo de estudio, lleven a cabo una investigación original, recojan datos y resuman sus conclusiones.

La licenciatura en psicología tiene una duración aproximada de tres a cuatro años y algunas universidades exigen la realización de prácticas profesionales para aprobar el curso. Las prácticas profesionales pueden efectuarse en diversos establecimientos, como hospitales, prisiones y centros de rehabilitación. Se trata de una parte importante del curso, por lo que si una universidad no ofrece prácticas como opción, merece la pena realizarlas en los descansos universitarios.

El estudio de la psicología se lleva a cabo a través de una variedad de métodos: sesiones prácticas, conferencias sobre las teorías pertinentes y el aprendizaje de programas informáticos profesionales. La evaluación es muy diversa, desde los exámenes cronometrados hasta los ensayos, pasando por los informes de laboratorio y las disertaciones del proyecto final.

Campo laboral 

Los licenciados en Psicología tienen un amplio abanico de posibilidades profesionales. Aunque convertirse en psicólogo es la carrera por defecto, muchos graduados siguen carreras en investigación, educación, atención sanitaria y terapia, y psicoterapia.

Áreas de especialidad de la Psicología

En la actualidad, los psicólogos pueden trabajar en una variedad de entornos con una amplia gama de clientes, ya sea en empresas o industrias como psicólogos industriales y organizativos. De igual manera, pueden dedicar su tiempo a investigar el comportamiento de los animales y emplear esa investigación en estudios comparativos para comprender mejor el comportamiento humano. 

Incluso los psicólogos que trabajan en el ámbito clínico varían mucho en sus enfoques para ayudar a sus clientes. Algunos pueden adoptar el enfoque psicoanalítico de Freud, otros pueden utilizar técnicas cognitivo-conductuales, mientras que algunos prefieren la terapia Gestalt para ayudar a sus clientes. Para comprender la diversidad del campo de la psicología, a continuación se describen algunas especialidades sobre esta área.

Psicología social

La psicología social es el estudio científico de la interacción entre los individuos y la sociedad. En otras palabras, los psicólogos sociales tratan de explicar cómo los sentimientos, comportamientos y pensamientos de los individuos se ven influidos por otras personas. Sin embargo, la psicología social es un campo mucho más amplio y éste no es el único tipo de comportamiento al que los psicólogos sociales tratan de dar respuesta.

Por ejemplo, los psicólogos sociales también estudian los conceptos de liderazgo, como lo que hace que algunas personas sean propensas a convertirse en líderes muy eficaces y, por el contrario, lo que hace que alguien tenga menos probabilidades de ser un buen líder. Del mismo modo, estudian los conceptos de prejuicio y racismo, agresión y conformidad, e incluso los comportamientos no verbales.

Psicología de la salud

Como su nombre lo indica, la psicología de la salud combina el estudio de los campos de la salud mental y física de un individuo. Puede considerarse como el estudio científico de los factores psicológicos, biológicos y sociales que influyen en la salud personal.

Pero los psicólogos de la salud no se limitan a estudiar las interrelaciones entre estos factores. Por el contrario, tratan de encontrar formas de ayudar a animar a las personas a adoptar formas de vida más saludables. Sin embargo, ser más sano puede ser una tarea compleja y difícil, por lo que los psicólogos de la salud suelen tener mucho trabajo por delante.

Por ejemplo, mucha gente tiene malos hábitos alimenticios y, por ello, cada vez hay más personas obesas. Pero tener malos hábitos alimentarios no siempre significa tomar malas decisiones. Algunas personas viven en un desierto alimenticio y no tienen la posibilidad de adquirir alimentos saludables de forma regular. Así que su "elección" de comer mal no es necesariamente una elección. Puede ser el resultado de las condiciones en las que viven.

Así pues, los psicólogos sanitarios deben tener en cuenta el conjunto de factores que pueden influir en la salud de una persona. Estos factores pueden y deben tenerse en cuenta a la hora de elaborar un plan para que un cliente mejore su salud general.

Psicología de la investigación

Al igual que las otras especialidades de esta lista, la psicología de investigación tiene muchas aplicaciones diferentes que la convierten en una opción interesante para una carrera.

Como psicólogo investigador, podría centrarse en un trastorno mental crónico, como la esquizofrenia, y trabajar para mejorar la comprensión de las causas del trastorno y la eficacia de ciertos tratamientos. Otro ejemplo es utilizar sus habilidades de investigación para estudiar cuestiones relacionadas con el comportamiento social y los factores que influyen en que algunas personas se ajusten a las normas del grupo, mientras que otras no lo hacen.

En realidad, cualquier especialidad de la psicología tiene el potencial de implicar fuertes dosis de investigación. De hecho, puede especializarse en un área de la psicología como la psicología del desarrollo o la psicología del asesoramiento y dedicar toda su carrera a la investigación de esos temas.

Lo que diferencia a la psicología de investigación de las demás especialidades de esta lista es que no existe algún contacto con el cliente. No es una especialidad terapéutica en absoluto. En lugar de reunirse con los clientes para el asesoramiento individual, trabajará en un laboratorio diseñando, implementando y evaluando la investigación o estudiando la investigación ya existente.

Se trata de una actividad científica en toda regla. Los psicólogos de investigación se basan en el método científico para comprobar las hipótesis sobre el comportamiento humano y sacar conclusiones basadas en la investigación empírica. Para ser un psicólogo de investigación, tendrá que tener conocimientos avanzados de estadística, además de la formación necesaria en psicología.

Psicología clínica

La psicología clínica es lo más parecido a lo que la mayoría de la gente piensa cuando escucha el término "psicología". Los psicólogos clínicos se reúnen con individuos, parejas, familias y grupos para proporcionar servicios terapéuticos cuyo objetivo es ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida.

Sin embargo, existe más variedad dentro de esta especialidad de lo que la mayoría de la gente cree. Por ejemplo, algunos psicólogos clínicos sólo trabajan con niños. Otros trabajan exclusivamente con personas que han sobrevivido a experiencias traumáticas. Otros psicólogos clínicos se especializan en tratamientos como la musicoterapia o la terapia racional-emotiva. Las posibilidades son prácticamente infinitas.

Lo que une a todos estos enfoques diferentes son los fundamentos psicológicos que guían a los psicólogos clínicos. Todos los psicólogos clínicos deben saber cómo evaluar a los clientes: cómo realizar una entrevista, cómo administrar una evaluación conductual o diagnóstica y cómo interpretar los resultados de las pruebas psicológicas.

Además, los psicólogos clínicos deben entender qué intervenciones están a su disposición para cada cliente y cómo implementar esas intervenciones de una manera que maximice la capacidad del cliente para hacer cambios de comportamiento exitosos.

La psicología es un campo muy variado

La psicología es un campo muy variado con aplicaciones en todos los rincones de los negocios, el derecho, la educación y la sociedad en general.

Cuando piense en un futuro como psicólogo, es conveniente que también piense en cómo desea que se desarrolle su carrera. ¿Le entusiasma la idea de ayudar a alguien a modificar su comportamiento para lograr una vida más feliz? Entonces la psicología clínica podría ser el mejor camino para usted. 

Sea cual sea la especialidad de psicología que elija, verá que es un trabajo duro pero muy gratificante. Convertirse en psicólogo significa tener la oportunidad de ver los frutos de su trabajo y compartir la alegría de influir positivamente en la vida de los demás.